icon-respond-yellow

Responde

TÚ + EL ESPÍRITU SANTO
Paso 3: Responde
Tú + El Espíritu Santo, "Responde" está respondiendo al trabajo que el Espíritu Santo ya está haciendo en los corazones de las personas que te rodean.

Cuando estés lleno del Espíritu Santo a través de la oración y conectes bien con las personas de tu entorno, empezarás a reconocer los momentos que han sido creados por Él para que los compartas.

Puede que te pregunten por qué eres diferente o que una conversación de repente cambie hacia temas como Dios y la fe. Tal vez veas a alguien que necesita ayuda o el Espíritu Santo te desafíe a hacer o decir algo. ¡Cualquier cosa puede pasar!

Cuando estas cosas sucedan, debes saber que el Espíritu Santo creó el momento y que si das el salto de fe y respondes a lo que Él te está pidiendo, todo saldrá bien.

Responder puede implicar que estés listo para orar con alguien, contar tu historia, explicar el evangelio o invitar a la gente a la iglesia.

El mejor ejemplo de esto está en el libro de los Hechos. En respuesta a la guía del Espíritu Santo, Felipe se acerca a un carruaje y se limita a escuchar. Oye a alguien leyendo el Antiguo Testamento y reconoce inmediatamente por qué el Espíritu Santo lo quiere allí. Todo lo que tiene que hacer es responder y preguntar “¿Entiendes lo que estás leyendo?”. Es una historia asombrosa y completamente relevante para nosotros hoy (Hechos 8).

“Vivir con una misión” es estar lleno del Espíritu Santo a través de la oración, conectar genuinamente a través del amor con la gente que te rodea y responder a la guía del Espíritu. Piensa en todos los milagros que están por ocurrir.

Soporte bíblico

  • 1 Timoteo 2: 1-4

    En primer lugar, te ruego que ores por todos los seres humanos. Pídele a Dios que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos… Esto es bueno y le agrada a Dios nuestro Salvador, quien quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad.

  • Juan 6: 44

    Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió.

  • Lucas 12: 12

    … Porque en ese momento el Espíritu Santo les enseñará lo que deben responder.

  • Hechos 8: 29-31

    El Espíritu le dijo a Felipe: «Acércate y júntate a ese carro». Felipe se acercó de prisa a la carroza y, al oír que el hombre leía al profeta Isaías, le preguntó: —¿Acaso entiende usted lo que está leyendo? —¿Y cómo voy a entenderlo —contestó— si nadie me lo explica? Así que invitó a Felipe a subir y sentarse con él.

Puntos clave

  • El mismo Espíritu Santo que está obrando en ti, está obrando activamente en las vidas de las personas que te rodean, atrayéndolas a Jesús.
  • El Espíritu Santo crea momentos para que compartas o expliques tu fe.
  • Si das el salto de fe y respondes, Él ha prometido que sabrás qué decir o hacer.
  • Siempre debemos estar preparados para contar nuestra historia, explicar el evangelio o invitar a la gente a la iglesia.
  • La historia de Felipe en el libro de los Hechos es un poderoso ejemplo.

Puntos de acción

  • Lee la historia de Felipe el evangelista en Hechos 8.
  • Ora por una oportunidad para compartir acerca de Jesús.
  • Pregúntale al Espíritu Santo cómo puedes ser parte de lo que Él ya está haciendo en los corazones de las personas que te rodean.
  • Cuando el Espíritu te impulse a decir o hacer algo, da un salto de fe y responde.
  • Cuéntaselo a un amigo después
  • Comparte cómo te ha utilizado el Espíritu Santo.
  • También comparte las veces que no respondiste al impulso del Espíritu Santo y oren juntos para tener valor.
Vivir con una misión es simple, pero poderoso. Intenta usar lo que has aprendido en estas lecciones con alguien que conozcas. Te sorprenderá lo que Dios quiere hacer.